No Existe Un Precio

Que tan dispuesto estas para adorarle,
Y valorar lo que ha hecho por ti,
Te has dado cuenta cuantas veces te ha sanado,
O es que te has olvidado totalmente de tu Dios.

A caso no has pensado quién te libró de tu pasado,
Porque sin merecerlo él te ha dado salvación,
Siendo un mendigo en su hijo te volvió,
Y por su amor vida eterna te entregó.

CORO
//Que tan dispuesto estás para adorarlo,
Por todo lo que ha hecho como pues poder pagarlo,
Y sin embargo vuelves a crucificarlo,
Ignorando su voz y persistiendo en tus pecados//.

II
Como podré pagarte no existe un precio,
Lo único que quiero es amarte mi Señor,
Me he dado cuenta de lo mucho que me amas,
Perdóname mi Jesús, lo lamento fue mi error.

Ahora que he pensado todo el amor que él nos ha dado,
Debemos no alejarnos ni un momento del Señor,
Siendo el Rey de la gloria hasta su trono abandonó,
Pero nunca ha dejado de ser Dios.

CORO
Que tan dispuesto estás para adorarlo,
Por todo lo que ha hecho como pues poder pagarlo,
Y sin embargo vuelves a crucificarlo,
Ignorando su voz y persistiendo en tus pecados.

FINAL
Que tan dispuesto estás para adorarlo,
Por todo lo que ha hecho como pues poder pagarlo,
Y sin embargo vuelves a crucificarlo,
No hagas llorar a Dios, que solo él quiere salvarnos.

Comparte con tus Amigos

Deja un comentario