Jesús Permanece

A Pedro y a Juan un hombre pedía dinero,
En el templo la hermosa, donde iban siempre a orar,
Extendiendo su mano esperaba recibir,
Lo que estos dos hombres le pudieran regalar.

En ese momento algo expresaba Pedro,
No tengo plata ni oro para dar,
Pero lo que tengo te puede cambiar la vida,
En el nombre de Cristo hoy te vas a levantar.

CORO
Y el cojo se levantó dándole la gloria a Dios, porque él se la merece,
Si has venido enfermo hoy, con tristezas y dolor, Jesucristo permanece,
El Dios que estaba con Pedro,
Le estoy sintiendo, pues está en este lugar.

II
Muchos me critican porque no tengo dinero,
Otros se incomodan, pues riquezas no me ven,
Y se engrandecen porque tienen mucha fama,
Pero un vacío ellos llevan en su ser.

Lo que yo tengo no lo compran con dinero,
Ni con fama ni por buena posición,
Pues tengo a Cristo que se mueve aquí en mi vida,
Es el poder que aquel cojo levantó.

CORO
Y el cojo se levantó dándole la gloria a Dios, porque él se la merece,
Si has venido enfermo hoy, con tristezas y dolor, Jesucristo permanece,
El Dios que estaba con Pedro,
Le estoy sintiendo, pues está en este lugar.

Comparte con tus Amigos

Deja un comentario