La Presencia de Dios

Yo no puedo negar la presencia de Dios,
Pues en mi corazón he sentido su amor,
He llorado con, he reído con Él,
Y en las noches también hablo a solas con Él,
La presencia de Dios es real y especial,
No la puedes mirar pero si percibir,
Como el viento fugaz acaricia tu piel,
La presencia de Dios llena todo tu ser.

CORO
Que precioso es sentir en el alma,
El Espíritu Santo y su gracia,
Esa llama de fuego que calma la ansiedad de la vida falaz,
Con su gran bendición él nos habla,
Nos confirma que mucho nos ama,
Y en nuestro corazón nos permite sentir su grandeza.

II
La presencia de Dios purifica mi ser,
Y acrecienta mi fe con su grande poder
Y me enseña a querer me puede sostener,
Cuando sienta que este a punto de caer,
Fortaleza me da en la unción celestial
Cuando en su bendición yo lo siento llegar,
Nuevas fuerzas me da, alegría solas
Y siento libertad de poderle adorar.

CORO
Que precioso es sentir en el alma,
El Espíritu Santo y su gracia,
Esa llama de fuego que calma la ansiedad de la vida falaz,
Con su gran bendición él nos habla,
Nos confirma que mucho nos ama,
Y en nuestro corazón nos permite sentir su grandeza.

Comparte con tus Amigos

Deja un comentario